Sanatorio Adventista
Categoría: consejeria
"Observa tus pensamientos como semillas, algunos llegarán a ser flores. Siembra las semillas de esperanza."

Categoría: alimentacion
La propia experiencia de muchas personas que se someten a dietas de todo tipo ponen en evidencia que el cuerpo posee mecanismos para contrarrestar nuestros esfuerzos.

 

El ovo-lacto- vegetarianismo

Está demostrado que una dieta ovo-lacto-vegetariana bien planteada puede ser consistente y tener un buen aporte nutricional. Realmente, las dietas vegetarianas no estrictas en personas sanas y correctamente diseñadas no acarrean ningún riesgo para la salud y pueden cumplir perfectamente con las necesidades individuales. Sin embargo, en ciertas etapas de la vida en que las necesidades de ciertos nutrientes están aumentadas (embarazo, lactancia y etapas de crecimiento y desarrollo -infancia y adolescencia-), existe un mayor riesgo de que aparezca déficit de hierro. En esos casos es necesario recurrir a suplementos de manera sistemática, siempre bajo supervisión profesional.

En cuanto a las variantes más estrictas, es obvio que muy difícilmente podrán satisfacer las necesidades del organismo, a pesar de que se empleen complementos alimenticios, ya que no incluyen alimentos básicos necesarios para que nuestro cuerpo funcione correctamente cada día.

Qué alimentos debe incluir una dieta ovo-lacto-vegetariana bien planteada?

Para que la dieta sea completa deberán incluirse cada día:

  • Leche o lácteos o productos a base de soja fortificados (con calcio y vitaminas A y D) y ciertas algas y sésamo fermentado como complemento (Klamath, Hiziki, Wakame...) principalmente como fuente de calcio y proteínas de buena calidad.
  • 1 huevo + 1 clara, mezclado con lo que se quiera, como fuente de proteína completa y otros nutrientes.
  • Cantidad suficiente de cereales, féculas y legumbres: pan, arroz, pastas alimenticias, sémola, tapioca, patata, lentejas, garbanzos, etc.
  • Combinar la legumbre con arroz, los cereales o la patata con leche, ya que la proteína es más completa de esta forma.
  • Consumir 2 platos al día de verduras u hortalizas.
  • Tomar como mínimo tres piezas de fruta al día e incluir así mismo nueces y semillas.
  • Para mejorar el aprovechamiento del hierro vegetal (de peor absorción que el de origen animal) se debe acompañar la comida con alimentos ricos en vitamina C. Por ejemplo pimiento, berza y coliflor con las legumbres, zumo de limón como aliño de ensaladas y verduras cocidas, etc.
  • Pueden incluirse complementos dietéticos (nunca pueden sustituir a un alimento) tales como: germen de trigo, levadura de cerveza, polen, algas, salsas de soja, germinados, etc.
  • Se pueden incluir ciertos productos llamados popularmente "carnes vegetales" (derivados del trigo y de la soja), que pueden hacer la dieta más variada y completa.
    
Pagina anterior: Comedor  Pagina siguiente: Sector Vip